Técnicas de siembra en microbiología clínica

Técnicas de siembra en microbiología clínica

Elaborado por: Juan Fernando Londoño Arenas
Bac. Esp. microbiología clínica y mercadeo gerencial
Máster marketing digital y comunicación.

¡Este blog especialmente diseñado para el profesional del área de microbiología, así que pasa esta información a tu compañero del laboratorio!

Nunca está de más un recorderis en temas de microbiología clínica, en este caso las técnicas de siembra, siempre afianzar lo aprendido en la universidad y en el día a día del laboratorio ¡MDM Científica te ayuda!

Una adecuada técnica de siembra en microbiología clínica te ayudará al momento de la lectura y lógicamente mejores resultados. Puede parecer algo sencillo pero la práctica te hará un maestro, siempre desde el sentido común podrás recordarás las siguientes recomendaciones:

Siembra inicial.

A partir de aplicador: Cuando se inoculen dos (2) o más medios de cultivo iniciar por el menos selectivo. Realizar la siembra en un (1) tercio de la placa, rotando toda la superficie del aplicador, incluida la punta del mismo (ten en cuenta el sentido común, si los microorganismos están sobre una sola región del aplicador debemos asegurar su siembra al tener contacto total sobre el agar).

Nota: si al momento de tomar una muestra y requiere el Gram, siempre primero tomar la muestra para cultivo y luego el Gram con otro aplicador. Otra alternativa es vorterizar el aplicador que se usó para tomar la muestra en 1ml de solución salina estéril, y de este líquido tomar para realizar Gram y realizar siembras.

Los aplicadores pueden ser sumergidos en muestras fecales, no en esputo, excepto que esta muestra tenga una viscosidad uniforme sin saliva visible.  Nota: para un extendido de muestra de esputo se prefiere un aplicador de madera astillado.

A partir de fluidos: Los fluidos claros deberían ser siempre citocentrifugados, pero en caso de no tener citocentrifuga se pueden centrifugar muestras de >1ml (1.500 a 2.500 gravedades), removiendo sobrenadante con una pipeta. El sedimento deber ser mezclado (con vórtex o pipeta) antes de realizar las pruebas necesarias. Si el material es grueso, sanguinolento o con pus franca se puede sembrar sin centrifugar y extendido finamente sobre la lámina portaobjetos como un extendido de sangre periférica.

A partir de tejidos y huesos: Se deben trocear usando dos escalpelos estériles, usando como superficie el mismo recipiente contenedor si lo permite o sobre una superficie estéril como una placa de Petri de vidrio estéril u otro dispositivo. Para el caso de búsqueda de hongos, un pequeño trozo debe ser sembrado sobre el agar elegido. Para bacteriología macerar en mortero o stomacher con solución salina estéril, una gota puede ser usada para la siembra y demás pruebas.

Por hoy esta es la información para ti, invita a tus compañeros a suscribirse a nuestro blog para tener más temas de interés (ingresando a www.mdmcientifica.com y registrando tus datos en el formulario que aparecerá unos segundos después).

 

¡Muchas gracias por tu tiempo!

Compartir