Löwestein Jensen: medio de cultivo disponible en MDM científica

El Löwestein Jensen es utilizado en el campo microbiológico. En nuestra empresa lo tenemos a su disponibilidad contáctenos y lo asesoramos.

MDM

El Löwestein Jensen es uno de los medios selectivos para el aislamiento y cultivo de micobacterias. La utilización del cultivo como método diagnóstico es mundialmente avalada y trae consigo resultados benéficos para el proceso diagnóstico siendo quizás el más importante la identificación posterior de la micobacteria causal.

En MDM científica brindamos todas las alternativas para que lleve a cabo su procedimiento diagnóstico obteniendo resultados a base de un equipo técnico confiable y de respaldo.

Las micobacterias por su parte, son microorganismos estrictamente aerobios, que cubren sus requerimientos de energía por la oxidación completa de glucosa o glicerol a dióxido de carbono y agua.  Pueden desarrollarse en medio de aminoácidos, purinas, pirimidinas y vitaminas del complejo B

Estos microorganismos se adaptan fácilmente a soluciones con sales simples con ión amonio como fuente de nitrógeno, y glucosa como fuente de carbono. Su estudio es determinante para dar con el origen de distintas enfermedades y habiéndolo identificado, proceder con investigar su tratamiento.

Haciendo referencia por casos puntuales como la tuberculosis, la mayoría de los casos positivos son originados por el microorganismo Mycobacterium tuberculosis, aunque otras especies de micobacterias pueden también causar patología en el hombre y se deben incluir para el diagnóstico diferencial.

Todas estas hipótesis son comprobables a luz de un equipo técnico confiable y de calidad. El Löwestein Jensen es suplementado con penicilina y ácido nalidíxico, inhibiendo contaminación por bacterias Gram positivas y algunas Gram negativas. Su presentación varía desde unidad, paquete x 10 o paquete por 20 unidades.

Dentro del principio del método, los nutrientes que utiliza este medio basal más los aportados por el agregado de la mezcla de huevos constituyen un rico soporte para el crecimiento de una gran variedad de micobacterias.

El verde de malaquita inhibe a gran parte de la biota acompañante. El desarrollo y crecimiento de Mycobacterium tuberculosis es estimulado con glicerina, aunque vale la pena aclarar que gran parte de M. bovis es inhibido. Agregando un 5% de cloruro de sodio, se pueden seleccionar micobacterias tolerantes a la sal, como es el caso de M. smegmatis.

Si le interesa conocer muchas más características sobre los distintos medios de cultivo que podemos ofrecerle, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Llámenos a los teléfonos 315 545 5654 (Whatsapp), (4) 285 5043 o 365 9180 – 81 y visite nuestra página web www.mdmcientifica.com

Compartir